El método cold brew o de infusión en frío consiste en infusionar las hojas de té en agua fría en lugar de en agua caliente o hirviendo. Debido a que el agua fría no extrae los sabores tan fácilmente como el agua caliente, el tiempo de infusionado aumenta considerablemente. Es un método similar al del té de sol, pero en lugar de dejar la jarra de té infusionar directamente al sol, en la infusión en frío la dejaremos en el frigorífico.

El té elaborado en frío puede hacerse con bolsitas de té o con té a granel, aunque recomendamos usar té a granel para obtener mejores resultados. Con esta pequeña guía aprenderás a preparar té en frío con el método cold brew de forma sencilla.

Té en frío

Receta para preparar té en frío

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de té por cada taza de agua o 250ml. Si quieres preparar un litro de té sería 4 cucharadas de hojas de té.
  • Agua
  • Añadidos opcionales a tu gusto (rodajas de limón, menta fresca, frambuesas, etc)

Pasos a seguir

  1. Llena una jarra de cristal con agua a temperatura ambiente.
  2. Añade las hojas de té. Puedes añadirlas directamente o usar un colador para retirar las hojas posteriormente más fácilmente.
  3. Cubre la jarra con una tapa o trapo de cocina e introdúcela en el frigorífico.
  4. Deja infusionar el té en agua fría de 6 a 12 horas. Si usas té verde o té blanco te recomendamos dejarlo infusionar de 6 a 8 horas, mientras que el té negro, el té oolong, el té Pu Erh y las infusiones de hierbas recomendamos dejarlos infusionar de 8 a 12 horas.
  5. Prueba el té cada pocas horas hasta que el sabor sea de tu gusto.
  6. Cuando el té en frío termine de infusionar, retira las hojas de té usando un colador de malla fina.
  7. Añade los ingredientes adicionales que desees y sírvelo en un vaso alto con hielo.

Consejos para infusionar en frío

Aunque hacer té helado en frío es relativamente fácil, hay algunos consejos prácticos que puedes utilizar para asegurarte de que tu té sea lo más sabroso posible.

Tiempo de Infusionado

Cuanto más tiempo se remoje el té, más fuertes serán los sabores. Algunos tés, como el té negro Earl Grey, contienen grandes cantidades de taninos que pueden desarrollar sabores astringentes. Algunas personas disfrutan de estas notas amargas, mientras que otras prefieren sabores más suaves, así que asegúrate de probar tu té cada pocas horas mientras está en el frigorífico. Esto te ayudará a encontrar el sabor perfecto.

Usa los utensilios apropiados

Recomendamos utilizar una jarra de vidrio u otro recipiente de vidrio, como los tarros de cristal, para preparar el té en frío. El vidrio no sólo permite ver como va cambiado el color de nuestro té, sino que además no reacciona con ningún ingrediente. Algunos recipientes de metal pueden reaccionar con los elementos ácidos, alterando el sabor de tu té, por lo que es mejor evitar preparar té en frío en cuencos o tarros de metal.

Si eliges hacer té helado en frío con hojas sueltas, es una buena idea utilizar un infusor de malla fina o una gasa para colar las hojas. Estos utensilios ayudan a eliminar incluso los sedimentos más finos de las hojas de té, garantizando que su vaso de té sea cristalino y esté libre de polvo de té.

Te recomendamos usar té a granel de calidad para obtener los mejores sabores. Dado que el té elaborado en frío tarda más en desarrollar sus sabores, el uso de hojas de mala calidad puede provocar notas astringentes desagradables para el paladar.

Uso de endulzantes

Dado que el método de infusión en frío o cold brew requiere el uso de agua fría para hacer el té, sólo se pueden utilizar unos pocos tipos de edulcorantes para endulzar el té. El agua fría no disuelve bien los azúcares duros, como el azúcar de caña o el azúcar moreno. En su lugar puedes usar un azúcar líquido como el sirope o el agave para endulzar tu té. Aunque en general no recomendamos el consumo de azúcar y preferimos usar fruta para endulzar nuestros tés en fríos de forma natural y de esta forma conseguir una bebida 100% saludable.

Conservación

Puedes refrigerar tu té frío de 3 a 5 días dependiendo de los ingredientes que utilices en tu receta de té helado. Asegúrate de mantener la jarra tapada para evitar que otros alimentos contaminen tu té con olores o sabores no deseados.

¿Qué tes son buenos para infusionar en frío?

Puedes usar prácticamente cualquier té para infusionarlo en frío con el método cold brew, pero estos son los tipos de té que más recomendamos:

  • El té blanco Pai Mu Tan es uno de los mejores tés para prepararlos en frío. Prueba nuestro Pai Mu Tan Ecológico con Lavanda
  • El té verde es, con diferencia, el mejor tipo de té para preparar en frío. A diferencia de una taza de té verde caliente, el té verde elaborado en frío nunca tendrá un sabor amargo. Descubre nuestros tés verdes ecológicos
  • El té azul o té oolong no se suele utilizar para hacer té helado, pero es una opción estupenda para prepararlo en frío. Este té Oolong de Jade con notas florales es ideal.
  • El té negro elaborado en frío tiene menos cafeína que tu taza habitual de té negro. Con un sabor más ligero, dulce y refrescante, es una bebida estupenda para tomar a sorbos durante a lo largo de la mañana. El té negro de sabor suave y con cuerpo Ceylon Ahinsa Ecológico es un gran té para usarlo como base a la que añadir otros ingredientes como por ejemplo mango, melocotón o frutas del bosque.
  • Las infusiones de hierbas aromáticas, mentoladas y refrescantes son ideales para prepararlas en frío. Aunque se puede preparar en frío casi cualquier té de hierbas, algunos pueden necesitar más tiempo para dar el mejor sabor. Te recomendamos que pruebes nuestro Rooibos con Cúrcuma y Limón o nuestra Infusion de Hoja de Olivo y Albaricoque.

Beneficios de infusionar en frío

  • Requiere muy poco esfuerzo y el resultado es delicioso
  • No tienes que preocuparte por la temperatura del agua ni por arruinar el té con agua hirviendo
  • Tendrás suficiente té para al menos un día
  • El té elaborado en frío nunca será amargo
  • Es una alternativa sabrosa y sin calorías para el verano
  • Tiene menos teína que las hierbas y tés con teína ya que el agua en frío extrae menos teína de las hojas de té
  • El mismo poder antioxidante que el té caliente, pero con menos astringencia
  • El mismo tipo de té ofrece un sabor diferente al prepararlo en frío

CATEGORÍAS:

COMPARTIR:

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados