¿Qué es el té blanco? | Propiedades del té blanco | Cómo infusionar el té blanco | Donde comprar té blanco

El té blanco, producido tradicionalmente solo en cosechas excepcionales en primavera, es reconocido por su delicado aroma y poder refrescante. En los últimos años ha ganado gran popularidad en occidente por sus propiedades beneficiosas para la salud, por ser muy rico en antioxidantes y por contener muy poca teína.

Sigue leyendo para conocer más sobre su origen, sus increíbles propiedades y mucho más:

Hojas de té blanco Pai Mu Tan

¿Qué es el té blanco?

El té blanco es una de las 5 grandes categorías de té junto con el té verde, el té azul o té oolong, el té negro y el té rojo o pu-erh, todas ellas provenientes de las hojas de la planta Camellia sinensis.

El blanco es el té menos procesado de todos y en la antigua China estaba reservado exclusivamente a emperadores y oficiales de alto rango.

Los tés blancos se dividen en dos tipos: aquellos elaborados a partir de yemas jóvenes (como el Yin Zhen y el  Silver Needles) y los que se elaboran con una mezcla de yemas y hojas (como el Pai Mu Tan y el Shou Mei).

Origen del té blanco

Al igual que el cultivo de la planta de té tiene una larga tradición en China, el proceso de transformación de las hojas es un arte que los maestros de té chinos perfeccionaron hace varios siglos.

Esta experiencia, adquirida a través de los años por ensayo y error, nos ha traído una gran cantidad de métodos y tipos de té. Tantos que se dice que en cada región de China se produce el té de una forma diferente.

En una de estas regiones, concretamente en Fujian, nace el té blanco. Hoy, este té, se produce en muchas otras regiones de China, e incluso en los últimos años se ha empezado a producir en Darjeeling, una zona de la India cercana al Tibet, famosa por obtener algunos de los mejores tés negros del mundo.

¿Cómo se produce el té blanco?

Los tés blancos se producen en dos etapas principales, secado y clasificación:

Durante el secado las hojas son simplemente repartidas sobre planchas de bambú. Dependiendo de las condiciones ambientales, se dejarán las hojas de té secar entre 12 y 24 horas.

En la clasificación se retiran las hojas rotas y otras partes residuales de las hojas, el objetivo es seleccionar exclusivamente hojas y yemas enteras. En los tés blancos más apreciados la clasificación se realiza a mano.

Sabor del té blanco

Dado que el té blanco está mínimamente procesado, su sabor es delicado con un final suave y un color amarillo pálido. Tiene un sabor ligeramente dulce y muy refrescante. Cuando se elabora de forma correcta, no presenta el sabor amargo que puedes encontrar en otros tipos de té. Según la variante de té blanco puede tener diferentes matices: afrutado, vegetal, especiado o floral.

Las propiedades del té blanco

En China, el té blanco es consumido principalmente en verano por ser muy refrescante. De acuerdo con la medicina tradicional China, los tés blancos ayudan a aliviar el calor excesivo y atenúan los síntomas de la menopausia. En los últimos años, se han publicado numerosos estudios que analizan las propiedades beneficiosas de este té para la salud, estas son algunas de sus conclusiones:

Té blanco

1. Mejora la salud del corazón

Tener un corazón sano significa vivir más y mejor. El té blanco ayuda a proteger un correcto funcionamiento del corazón y a prevenir enfermedades como coágulos de sangre, derrames cerebrales y ataques cardiacos.

Dado que el té blanco es el té menos procesado, también es el que contiene una mayor cantidad de antioxidantes. Las catequinas presentes en el té blanco pueden ayudar a reducir la presión arterial, mejorar la circulación y reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas. También se ha demostrado que los antioxidantes presentes en el té blanco ayudan a regular los niveles de colesterol.

2. Mejora la salud de la piel

El té blanco puede ayudar a lograr un cutis uniforme gracias a sus propiedades antisépticas y antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a eliminar los radicales libres que provocan signos del envejecimiento prematuro, como manchas y arrugas. Las propiedades antiinflamatorias del té blanco también pueden ayudar a reducir el enrojecimiento y la inflamación causadas por enfermedades de la piel como el eccema o la caspa.

El té blanco se puede usar incluso de forma tópica (una vez enfriado) usándolo a modo de limpiador natural. Su contenido en fenoles fortalece tanto el colágeno como la elastina, dando una apariencia más suave y juvenil a la piel.

3. Mejora la salud bucal

El té blanco contiene altos niveles de flavonoides, taninos y flúor que ayudan a que los dientes se mantengan sanos y fuertes. El flúor, los taninos y los flavonoides ayudan a prevenir la placa, causante de la caries.

El té blanco también cuenta con propiedades antivirales y antibacterianas que ayudan a mantener los dientes y las encías sanos.

4. Mejora la salud del cabello

El antioxidante galato de epigalocatequina, presente en el té blanco, mejora el crecimiento del cabello y previene la caída, según varios estudios.

El té blanco también protege de forma natural el cabello contra el daño solar, evitando que se seque en los meses de verano.

5. Aumenta la relajación y la concentración

El té blanco contiene la mayor concentración de L-teanina de todas las categorías de té. Este componente es conocido por mejorar el estado de alerta y la concentración, al inhibir los estímulos excitantes que pueden conducir a la hiperactividad.

La L-teanina también puede reducir la ansiedad, ya que estimula la producción del neurotransmisor GABA, que tiene efectos calmantes naturales.

¿Cómo preparar el té blanco de forma correcta?

Paso 1: preparar las hojas. Usar aproximadamente una cucharilla por cada taza de té.

Paso 2: hervir el agua a 80º C. Como con la mayoría de tés, recomendamos usar agua filtrada o mineral, ya que dará como resultado un té de mejor sabor y aroma.

Paso 3: infusionar las hojas de té entre 1 y 3 minutos.

¿Dónde comprar té blanco?

Puedes comprar té blanco en tiendas especializadas de té. En Replantea podrás encontrar un té blanco Pai Mu Tan ecológico muy especial, ya que contiene una pequeña cantidad de Lavanda, para potenciar su aroma floral y propiedades relajantes.

Fuentes

 - Ivey, K., Lewis, J., Prince, R., & Hodgson, J. (2013). Tea and non-tea flavonol intakes in relation to atherosclerotic vascular disease mortality in older women. British Journal of Nutrition, 110(9), 1648-1655.

Md. Wasim Siddiqui, A. B. Sharangi, J. P. Singh, Pran K. Thakur, J. F. Ayala-Zavala, Archana Singh & R. S. Dhua (2016) Antimicrobial Properties of Teas and Their Extracts in vitro, Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 56:9, 1428-1439.

Duygu Türközü & Nevin Şanlier (2017) L-theanine, unique amino acid of tea, and its metabolism, health effects, and safety, Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 57:8, 1681-1687.

 - Nunes, A., Alves, M., Tomás, G., Conde, V., Cristóvão, A., Moreira, P., Silva, B. (2015). Daily consumption of white tea (Camellia sinensis (L.)) improves the cerebral cortex metabolic and oxidative profile in prediabetic Wistar rats. British Journal of Nutrition, 113(5), 832-842.

COMPARTIR:

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados