¿Qué es el chai latte tea? | Beneficios del té chai | Consejos para preparar chai latte tea Receta de chai latte tea | Donde comprar chai latte

El chai latte tea, dulce, aromático y especiado, está conquistando el mundo. Procedente de la India, donde es habitual beberlo después de las comidas por sus propiedades digestivas, el chai latte tea ha ido ganando adeptos en occidente, y hoy es habitual encontrarlo en casi cualquier cafetería.

Tranquilo, ya no tendrás que buscar el chai latte tea perfecto en la cafetería de moda. Puedes prepararlo en casa con especias que seguramente ya tengas en la cocina. Con estos sencillos consejos podrás preparar un delicioso chai latte tea que hará las delicias de tus invitados.

Chai Latte Tea

¿Qué es el chai latte tea?

En la India, chai simplemente significa té. En occidente, chai se ha convertido en sinónimo de una bebida elaborada con té negro, especias y leche. El chai latte tea es una versión del té chai más popular en la India, el Masala Chai. Los Masala Chai se elaboran habitualmente con té negro de la variedad assam y 5 especias básicas: cardamomo, jengibre, pimienta negra, canela y clavo. Este té se bebe con un poco de leche.

El chai latte tea se diferencia del Masala Chai en la forma en que agregamos leche a las especias. En lugar de verter leche tibia, se agrega leche espumosa, dando como resultado un sabor y una textura más cremosa, similar a los lattes elaborados con té verde matcha.

Sabor

El té chai se puede preparar con una gran variedad de tés, hierbas y especias, La mayoría de los chai lattes contienen cardamomo, pimienta negra, canela, vainilla y jengibre. Algunas mezclas también incluyen anís y regaliz. Por esta razón el sabor del chai latte tea puede variar según las especias escogidas, aunque siempre será estimulante y muy aromático.

El té negro assam aporta cuerpo y sabor terroso, acentuado por el toque picante y especiado de la pimienta negra y el jengibre. La leche espumosa, pone el contrapunto dulce y cremoso que hacen del chai latte tea una bebida redonda.

Beneficios del té chai

Los beneficios más conocidos del té chai son su capacidad para aumentar la energía y acelerar la digestión. Aunque tiene muchos otros beneficios para la salud derivados de sus diferentes ingredientes.

El té chai contiene canela y té negro, los cuales pueden ayudar a reducir la presión arterial y los niveles de colesterol malo. Se ha demostrado que la canela puede reducir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos hasta un 30%.

El jengibre, presente en el té chai, ayuda a aumentar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de azúcar en sangre. Claro está, que si añades demasiado azúcar a tu chai latte tea, esta reducción de azúcar será insignificante.

La canela, el cardamomo y la pimienta negra tienen propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir problemas digestivos. La pimienta negra también aumenta los niveles de enzimas digestivas, necesarias para descomponer adecuadamente los alimentos y digerirlos de forma adecuada.

El té chai también puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación. El clavo y el jengibre contienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a tratar la artritis y los dolores musculares.

Consejos para preparar chai latte tea

Elegir los ingredientes del chai latte tea puede parecer complicado, ya que existe una gran variedad de especias que se pueden utilizar para elaborar la mezcla. Por esta razón hemos elegido unos ingredientes como base para una receta estándar, pero te animamos a que pruebes y experimentes para encontrar tu receta preferida.

Las especias

Elegimos cinco especias que para nosotros son esenciales para hacer un chai latte tea: cardamomo, canela, jengibre, vainilla y pimienta negra.

El cardamomo tiene un sabor ahumado y cálido. Recomendamos usar vainas enteras en lugar de semillas para obtener el mejor sabor. 

La canela y la vainilla aportan un sabor dulce que combina muy bien con las notas picantes del resto de especias. Recomendamos usar vainas de canela y vainilla enteras.

El jengibre es otra especia básica del chai latte tea que agrega el sabor picante tan característico de esta bebida. Los granos de pimienta negra aportan al chai latte una sensación cálida y plena.

Otras especias que puedes incluir sin miedo a equivocarte son clavo, anís y regaliz.

Usa té negro de calidad

La mayoría de los chai lattes se elaboran con té negro, en concreto de las variedades Assam o Darjeeling, ambas procedentes de la India. Puedes usar té a granel o en bolsitas, aunque generalmente los tés a granel son de mayor calidad. Esto se debe a que los tés a granel contienen hojas más grandes y completas que los tés en bolsitas.

Espumar la leche

Para mucha gente, espumar la leche, es el paso más complicado al preparar un chai latte tea. Aunque en realidad, no es necesario tener una máquina de café con batidor o un espumador de leche. Puedes, simplemente, batir a mano o a máquina la leche. Un truco muy sencillo es agitar la leche, antes de calentarla, usando una coctelera o un frasco de vidrio con tapa.

Receta de chai latte tea

Esta receta de té chai es para cuatro tazas. Recuerda que puedes añadir otras especias según tus preferencias. También puedes agregar más o menos leche y azúcar según tus gustos.

Ingredientes

  • 3 ramas de canela
  • 2 cucharadas pequeñas de pimienta negra en grano
  • 2 vainas de vainilla
  • 5 vainas de cardamomo
  • 1 jengibre fresco, cortado en rodajas finas
  • 4 tazas de agua
  • 2 cucharadas de té negro a granel (o 6 bolsitas de té negro)
  • 3 tazas de leche a elegir (vaca, almendra, soja, etc)

Además puedes usar un edulcorante, como azúcar de caña o miel, aunque no es necesario, ya que la canela, la vainilla y la leche aportan dulzor de forma natural.

Chai Latte Tea

Paso 1: Tostar las especias

Omite este paso si usas especies molidas. Agrega las especias a una sartén pequeña, todas menos el jengibre. Cocina unos segundos a fuego medio agitando la sartén para evitar que las especias se quemen. Las especias estarán listas cuando comiencen a emitir una fragancia intensa.

Paso 2: Cocer el jengibre y las especias

Vierte el agua en una cazuela mediana y llévala a ebullición. Añade el jengibre cortado y las especias que hemos tostado anteriormente. Cocina a fuego medio durante 5 minutos.

Paso 3: Añadir té negro y colar

Retira la cazuela del fuego y añade las hojas de té negro o las bolsitas de té. Tapa la cazuela y deja reposar durante 10 minutos. Después añade el edulcorante que prefieras, remueve bien con una cuchara y cuela la mezcla con un colador de malla fina.

Paso 4: Espumar la leche

En una cazuela distinta, calienta la leche, mientras agitas con una varilla o batidora. Si usas leche vegetal, es mejor batir con batidora antes de calentar la leche para conseguir que espume.

Paso 5: Servir en la taza y disfrutar

Llena tres cuartas partes de una taza con la mezcla de té negro y especias. Cubre el resto de la taza con la leche espumosa. Puedes agregar un poco de canela molida para decorar tu delicioso chai latte tea.

Donde comprar chai latte tea

Puedes comprar té negro en cualquier supermercado, pero si quieres un té negro a granel de calidad te recomendamos que lo compres en una tienda especializada.

Té Negro Chai Latte Ecológico Replantea

En Replantea puedes encontrar varios tés negros ecológicos, ideales para elaborar tu chai latte tea. También encontrarás una mezcla ya preparada de Chai Latte, con té negro assam y especias seleccionadas. Así solo tendrás que infusionar la mezcla como cualquier otro té y añadir la leche para preparar un perfecto chai latte tea en unos minutos.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados