Las infusiones de hierbas son una de las bebidas más populares del mundo. Son una gran alternativa para las personas que no disfrutan el sabor del té, ya que ofrecen una interminable variedad de sabores, desde los florales y afrutados hasta especiados y herbáceos.

Las infusiones también ofrecen múltiples beneficios para la salud y pueden ayudar a aliviar diversos síntomas. Para ponértelo un poco más fácil a la hora de elegir tu infusión hemos elaborado una lista con 11 excelentes infusiones y sus principales beneficios.

Comprar infusiones ecológicas >>

Las mejores infusiones

¿Qué son las infusiones?

Podríamos decir que las infusiones son todas aquellas bebidas elaboradas con hojas, frutas, flores o semillas de cualquier planta, exceptuando las hojas procedentes de la planta del té o Camellia sinensis, con las que se elaboran los diferentes tipos de té.

Las infusiones son conocidas por sus beneficios para la salud, que van desde la mejora de la digestión hasta la aceleración de la pérdida de peso. Las infusiones se han utilizado como parte de la medicina tradicional y la curación con hierbas durante siglos.

INFORMACIÓN RELACIONADA

4 Infusiones para Aliviar el Ardor de Estómago

Las Mejores Infusiones para Adelgazar Disfrutando el Proceso

Las mejores infusiones y sus beneficios

1. Infusiones de jengibre

El jengibre es muy popular en la medicina tradicional gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Esta raíz se utiliza sobre todo para mejorar la digestión y tratar las náuseas causadas por el mareo o el embarazo. La infusión de jengibre reduce la inflamación y relaja los músculos del estómago que pueden causar calambres e hinchazón.

La infusión de jengibre tiene un sabor cálido y picante que despierta el interés de las papilas gustativas. Añadir una pizca de miel puede suavizar el sabor picante del té de jengibre. También combina muy bien con las notas cítricas del limón.

Aunque las infusiones de jengibre están disponibles en bolsitas y a granel, también puedes prepararla utilizando raíz de jengibre fresca. Simplemente tienes que cortar el jengibre en trozitos y hervirlo en agua durante 3 a 5 minutos.

Ir a infusiones con jengibre >>

2. Infusiones de ortiga

Algunas infusiones se utilizan desde hace más de mil años, por lo que no necesitan presentación. La infusión de ortiga es una de ellas. Esta sorprendente planta no sólo es una importante fuente de vitaminas y minerales, sino una planta indispensable en la medicina tradicional y moderna.

Las infusiones de ortiga tienen un sabor que puede describirse como refrescante y terroso, y por sus múltiples beneficios para la salud suelen formar parte de numerosas mezclas con otras hierbas.

La ortiga tiene un alto valor nutricional y puede aportar cantidades importantes de macro y micronutrientes. La ortiga contiene clorofila, vitaminas A, C, D, E, F , K, B, flavonoides y es rica en minerales como hierro, selenio, zinc, calcio y magnesio.

Ir a infusiones con ortiga >>

Infusión de ortiga

3. Infusiones de hinojo

La infusión de hinojo se elabora con las semillas de la planta de hinojo, cuyo nombre botánico es Foeniculum vulgare. Tiene un sabor similar al de la raíz de regaliz y está repleto de antioxidantes.

El hinojo se ha utilizado principalmente para tratar todo de tipo de malestares relacionados con la digestión y el estómago. En la medicina tradicional china la infusión de hinojo se usa para tratar la gastroenteritis, la indigestión y el ardor de estómago.

El hinojo también es conocido por reducir los gases y la hinchazón, que pueden provocar dolor de estómago y cólicos en bebes lactantes.

Ir a infusiones con hinojo >>

4. Infusiones de manzanilla

La infusión de manzanilla es un clásico. Esta infusión es conocida por sus propiedades calmantes y por su ayuda para dormir.

La infusión de manzanilla tiene un sabor ligeramente floral y tiene un aroma herbal, su sabor suele compararse con el de la manzana. Es habitual añadirle unas gotas de miel para endulzarla.

La manzanilla ayuda a calmar el estrés e induce a la relajación, por lo que es de gran ayuda para conciliar el sueño después de un largo día. Algunos estudios también han demostrado que la infusión de manzanilla puede ayudar a reducir la presión arterial alta y regular el azúcar en la sangre.

Ir a infusiones con manzanilla >>

5. Infusiones de melisa

La infusión de melisa se elabora con las hojas de la planta Melissa officinalis, también conocida limoncillo. Es una planta nativa del mediterráneo, donde se puede encontrar de forma silvestre.

La infusión de melisa tiene un sabor cítrico y refrescante que recuerda al limón. Durante siglos, la melisa se ha usado en diferentes remedios para preservar la juventud.

Hoy en día, las infusiones de melisa son conocidas por ayudar a calmar los nervios y aumentar la relajación. Se ha demostrado que la melisa aumenta los niveles de GABA, un aminoácido que regula la excitación del cerebro, reduciendo la sensación de estrés y ansiedad.

6. Infusiones de hibisco

La infusión de hibisco se elabora mediante la infusión de los pétalos de la flor de hibisco, de vibrantes colores, en agua caliente. La infusión de hibisco también se consume habitualmente como té helado gracias a su sabor ácido y refrescante.

Las infusiones de hibisco son populares en la medicina tradicional como remedio natural que promueve el bienestar general. Esta infusión contiene altas concentraciones de vitamina C que pueden ayudar al sistema inmunológico y a combatir el resfriado común. El hibisco también contiene ácidos orgánicos, polifenoles y flavonoides que ayudan a la salud en general.

7. Infusiones de menta o hierbabuena

Las infusiones de menta son muy consumidas en todo el mundo. Siendo especialmente populares en Oriente Medio y África, sobre todo en países como Marruecos o Egipto, donde llega a ser un elemento indispensable en las reuniones sociales.

Las infusiones de menta son muy refrescantes y su sabor ligeramente dulce combina a la perfección con todo tipo de hierbas. Por esta razón (y por sus beneficios) encontrarás la menta como ingrediente en múltiples infusiones.

La infusión de menta también es conocida como un remedio natural para las dolencias del tracto digestivo. Al igual que la infusión de jengibre, ayuda a aliviar la indigestión, los dolores de estómago y las náuseas. Las propiedades antiinflamatorias de las hojas de menta ayudan a calmar los músculos del estómago y el intestino para evitar el ardor de estómago y los calambres.

Ir a infusiones con menta >>

8. Infusiones de rooibos

El rooibos, conocido como té rooibos aunque no sea un té, se elabora con las hojas de la planta de arbusto rojo conocida “red bush”. Se cultiva exclusivamente en la región montañosa de Cederberg, en Sudáfrica. El rooibos no tiene teína, lo que lo convierte en una base ideal en lugar de los tés convencionales cuando se preparan mezclas de infusiones.

El té rooibos es muy apreciado por su suave perfil de sabor. Produce una bebida con cuerpo y con un sabor muy agradable, ligeramente dulce y con notas de florales. Tiene un impresionante color rojo intenso al infusionarlo.

El rooibos puede beberlo casi cualquier persona ya que no tiene contraindicaciones conocidas. Además tiene múltiples beneficios para la salud: tienen un gran contenido en antioxidantes, reduce el cortisol u “hormona del estrés”, reduce los niveles de colesterol malo o LDL y tiene efecto broncodilatador, por lo que ayuda a respirar mejor.

Ir a infusiones con rooibos >>

Infusión de regaliz

9. Infusiones de regaliz

El regaliz se utiliza habitualmente como aditivo aromático en todo tipo de productos, desde pastillas para la tos hasta alcohol. La infusión de regaliz tiene un sabor agradable, pero potente.

La palabra regaliz procede del griego y significa “raíz dulce”, por esta razón lo encontrarás en muchas mezclas de infusiones, ya que aporta un toque dulce a la mezcla de forma natural.

Además del sabor, el regaliz también aporta diferentes beneficios para la salud, siendo un remedio natural para aliviar los síntomas de los resfriados y la gripe. Esta infusión ayuda a reducir la flema y a abrir las vías respiratorias para reducir los problemas respiratorios. El regaliz también tiene propiedades calmantes que ayudan a reducir el dolor de garganta.

Ir a infusiones con regaliz >>

10. Infusiones de cúrcuma

La infusión de cúrcuma se elabora con la raíz amarilla de la planta de la cúrcuma. La especia y el aceite esencial también se utilizan habitualmente gracias a sus potentes beneficios para la salud. La infusión de cúrcuma ofrece un perfil de sabor con toques de jengibre y notas terrosas. A menudo se describe como si tuviera notas de mostaza y rábano picante con matices amargos.

La raíz de cúrcuma es un ingrediente esencial en la medicina ayurvédica. La planta contiene el ingrediente activo curcumina, que ayuda a combatir la inflamación crónica.

La curcumina también es un potente antioxidante y puede ayudar a reducir el estrés oxidativo y prevenir el daño celular. Los antioxidantes pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario y reducir los daños causados por diferentes factores ambientales, como la contaminación, la luz ultravioleta dañina o el humo del tabaco.

Ir a infusiones con cúrcuma >>

11. Infusiones de hoja de olivo

Casi todo el mundo ha oído hablar de los beneficios para la salud del aceite de oliva, pero muchos desconocen que la infusión de hoja de olivo se ha utilizado en los países mediterráneos durante siglos como remedio natural.

Las propiedades de la hoja de olivo provienen en su mayor parte de sus componentes fenólicos, como la oleuropeína, por sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios y su capacidad para regular la tensión y el colesterol.

Las hojas de olivo también se han utilizado como hierba medicinal para tratar la hiperglucemia diabética y sus compuesto fenólicos se han asociado a una menor incidencia de enfermedades cardíacas.

Ir a infusiones con hoja de olivo >>