Las hojas de olivo, Olea euroaea L., se han utilizado en diferentes remedios tradicionales en los países mediterráneos como España, Grecia, Italia, Turquía o Túnez. Normalmente, usadas en extracto, infusiones o en polvo.

Las propiedades de la hoja de olivo provienen en su mayor parte de sus componentes fenólicos, como la oleuropeína, por sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antihipertensivos y reguladores del colesterol.

Sigue leyendo para conocer un poco más sobre las propiedades de la hoja de olivo beneficiosas para la salud y sobre los estudios científicos que las corroboran.

Hojas de Olivo y Aceitunas

Los polifenoles en la hoja de olivo

Las hojas de olivo son conocidas por sus efectos beneficiosos en el metabolismo, estas propiedades se atribuyen a la gran cantidad de polifenoles que contienen.

Estos polifenoles se producen al reaccionar el olivo a los ataques de insectos y otros patógenos, como respuesta a las enfermedades que estos producen en el árbol. En las hojas de olivo se concentran la mayor cantidad de compuestos fenólicos.

Los componentes más abundantes en la hoja de olivo son la oleuropeína, seguida por el hidroxityrosol, y a ellos son los responsables de los efectos positivos sobre la salud que a continuación describiremos.

Propiedades de la Hoja de Olivo

Poder Antioxidante

El oxígeno y el nitrógeno son esenciales en nuestro metabolismo. Se producen en el cuerpo humano continuamente y son controlados por enzimas endógenas como la  superóxido dismutasa y la catalasa. Cuando se producen en exceso estos compuestos o existe una sobreexposición a sustancias oxidantes externas como la radiación solar o el humo del tabaco, se producen daños en moléculas valiosas como ADN o proteínas de nuestro cuerpo. Estos daños se asocian a enfermedades cardiacas, cáncer y otras enfermedades crónicas.

Existe evidencia de que los compuestos antioxidantes pueden prevenir este daño oxidativo y que el aumento en la ingesta de alimentos ricos en estos elementos reduce el riesgo de sufrir estas enfermedades. La oleuropeína presente en la hoja de olivo ha demostrado ser un potente antioxidante con grandes propiedades antiinflamatorias, capaz de neutralizar los radicales libres causantes del daño celular.

Salud para el corazón

Los compuestos fenólicos de las hojas de olivo y el aceite de oliva de la dieta mediterránea se han asociado a una menor incidencia de enfermedades cardiacas.

Estos compuestos de la hoja de olivo podrían prevenir los efectos negativos del metabolismo oxidativo, retrasando la aterosclerosis. La aterosclerosis es una enfermedad en la que se depositan grasas, colesterol y otras sustancias en el interior de las arterias.

Reduce la hipertensión

La infusión de hoja de olivo es bien conocida como tratamiento tradicional para bajar la tensión. Varios estudios han demostrado que el consumo de extracto de hoja de olivo puede reducir significativamente la presión arterial en individuos con hipertensión, siendo comparable su efecto al de algunos medicamentos antihipertensivos comunes.

En dichos ensayos también mejoraron los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, lo que conlleva a una reducción en el riesgo de sufrir enfermedades cerebrovasculares.

Previene la diabetes

Las hojas de olivo también se han utilizado como hierba medicinal para tratar la hiperglucemia diabética. Varias investigaciones han demostrado el poder hipoglucémico de la oleuropeína.

En un estudio realizado en sujetos diabéticos se demostró que la oleouropeína puede ser beneficiosa para inhibir la hiperglucemia  y el estrés oxidativo provocados por la diabetes.

Hojas de Olivo

¿Cómo tomar la hoja de olivo?

La hoja de olivo se puede tomar en extractos, suplementos o infusiones. Como con el resto de hierbas y plantas, recomendamos tomarlas en forma de infusión, ya que es una forma natural y dosificada de ver el efecto en tu cuerpo poco a poco.

También recomendamos usar hojas de olivo ecológicas, ya que al olivo (y sus hojas) se le somete generalmente a tratamientos químicos como sulfatos y estos elementes perjudiciales son absorbidos por las hojas. Al usar hojas con certificado ecológico te aseguras que a tu cuerpo solo lleguen componentes naturales y beneficiosos.

En Replantea te ofrecemos una infusión ecológica de hoja de olivo con albaricoque, de sabor afrutado y sin azúcares añadidos, que puedes tomar a cualquier hora porque tampoco contiene cafeína.

Contraindicaciones de la hoja de olivo

Hasta el día de hoy no se han encontrado riesgos al tomar infusión de hoja de olivo y debido a que esta infusión se ha tomado durante siglos en la zona del Mediterráneo sin notificarse efectos secundarios se considera segura para la mayoría de personas.

Del mismo modo, si está bajo tratamiento médico de alguna enfermedad, hable con su médico antes de tomar alguna infusión de hoja de olivo.

Fuentes

- Sedef N El, Sibel Karakaya, Olive tree (Olea europaea) leaves: potential beneficial effects on human healthNutrition Reviews, Volume 67, Issue 11, 1 November 2009, Pages 632–638.

- Hemant Poudyal, Fiona Campbell, Lindsay Brown, Olive Leaf Extract Attenuates Cardiac, Hepatic, and Metabolic Changes in High Carbohydrate–, High Fat–Fed Rats, The Journal of Nutrition, Volume 140, Issue 5, May 2010, Pages 946–953.

- Lockyer, S., Corona, G., Yaqoob, P., Spencer, J., & Rowland, I. (2015). Secoiridoids delivered as olive leaf extract induce acute improvements in human vascular function and reduction of an inflammatory cytokine: A randomised, double-blind, placebo-controlled, cross-over trial. British Journal of Nutrition, 114(1), 75-83.

Vassiliki G. Kontogianni & Ioannis P. Gerothanassis (2012) Phenolic compounds and antioxidant activity of olive leaf extracts, Natural Product Research, 26:2, 186-189.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados